martes, 8 de julio de 2014

Cerca de ti

Cada vez que logramos un éxito, demonos la vuelta para descubrir a la gente que hay detrás y al lado nuestro, trabajando en silencio para que nuestros sueños se hagan realidad.

Cuando todo fluye siempre hay alguien quitandonos obstáculos en el camino, levantando puentes por nosotros,
Podrán ser pocos o muchos, los que más ayudan, suelen ser los que parecen que no ayudan, porque damos por hecho que están ahí, no demos por echo nada, si no hay reconocimiento y gratitud, hasta la fuente más abundante puede secarse.

Los que menos ayudan son los inseguros que tratan de hacer su ayuda en los momentos visibles, y buscan el reconocimiento constante con su mantam de "gracias a mi". No demos las medallas porque nos las pidan, demoslas a las personas que se lo merecen, a los que nos hacen la vida más fácil.

Una persona sola con constancia puede tener muchos triunfos, pero es una excepción, siempre hay alguien facilitando el camino, siendo cómplice de nuestras ilusiones y proyectos, pueden ser nuestros padres, parejas, amigos, aunque su ayuda no sea muy visible y espectacular, fácil de medir y publicitar, con su "estar ahí" logran ser el motor con el que logramos nuestros objetivos.
No les demos por hecho, agradecemosles, sin ellos no estaríamos donde estamos.

Si eres desdichado, abre bien los ojos.
Porque quien te rodea puede ser parte activa de tal desdicha, abraza a los que te hacen bien y destierra a los que te hacen mal. Y Sin miedo porque si los has desterrado injustamente ellos volverán a ti.

Huerto de Jovi
José y Virginia