martes, 10 de diciembre de 2013

Índice de viabilidad económica, el papel de la Administración.


La actividad debe generar suficientes ingresos como para pagar los gastos y que los beneficios lleguen para reinvertir y alimentar un fondo para imprevistos.

Los gastos son todo lo que hay que pagar para mantener en funcionamiento la actividad: alquiler, materiales, empleados, maquinaria, mobiliario, etc. Más la parte que debemos pagar a la Administración por el derecho de tener una actividad: licencias, más licencias, licencias que hay que renovar periódicamente, licencias que hay que actualizar por que cambian las normativas, impuestos, tasas y un largo etc que hace que la Administración se lleve el trozo más grande de la tarta de los posibles ingresos que generemos, son gastos fijos como la electricidad, el agua, (lo que se paga como consumo mínimo muchas veces supera al consumo real), el alquiler, préstamos, seguros, son gastos que tenemos que pagar aunque cerremos por fiesta, vacaciones o enfermedad. Como también son gastos fijos los de nuestra subsistencia: comida, etc.

Cuando los ingresos no llegan a cubrir lo básico tratamos de recortar por los gastos no fijos, pero que son los gastos básicos de la actividad: artículos para la venta, materia prima para la producción, etc, inversión, investigación, publicidad, reducir estas partidas supone reducir la calidad de los productos o servicios que deben generar los ingresos.
A ese punto ya hace tiempo que no reservamos para imprevistos, por lo que nuestra actividad pende de un hilo.

Pero hasta el último momento vamos a pagar la parte que reclama la Administración por concedernos el derecho de funcionar.

La Administración debería ser una estructura que gestionara los recursos que la sociedad genera, revertiendo a la sociedad esos recursos en bienes y servicios en forma de carreteras, Sanidad, etc.
El problema viene cuando la estructura de la Administración crece tanto que para funcionar necesita más recursos de los que la sociedad puede generar, de una función de gestión se pasa a un agujero negro que lo engulle todo. Los sueldos de los funcionarios deberían éstar acorde con los sueldos del resto de la población.

No hay que olvidar que la Administración no genera recursos (recordemos que estamos en la era post privatizaciones, el Estado gestiona, no produce), sus ingresos dependen de impuestos, tasas, licencias, que se cargan a la parte de la sociedad que produce, o lo que queda de ella...

José E Hueso  

No hay comentarios:

Publicar un comentario